Aptitud

Claves para un estómago más delgado


Con un poco de trabajo, no tendrá que conformarse con una barriga gorda.

Jupiterimages / Polka Dot / Getty Images

La grasa del vientre aumenta el riesgo de afecciones de salud no deseadas, como colesterol alto, presión arterial alta y enfermedades cardíacas. También hace que sea más difícil adaptarse a tus jeans favoritos. La reducción de la grasa abdominal con el ejercicio abdominal no funciona. La única forma de adelgazar la barriga es perder grasa corporal total mediante una nutrición adecuada, ejercicio y mucho sueño. Cuando se reduce su grasa corporal general, también reducirá la grasa de su vientre.

Mira lo que comes

Un déficit calórico de 500 calorías por día puede resultar en una pérdida de peso de 1 libra por semana. Los cambios en la dieta pueden contribuir a este déficit. El Dr. Mehmet Oz, profesor de cirugía y vicepresidente de la Universidad de Columbia, recomienda limitar las grasas saturadas, que se encuentran en alimentos como la margarina y las galletas, y comer más grasas monoinsaturadas, que se encuentran en alimentos como el aceite de oliva, semillas y nueces. Oz afirma que la grasa saturada aumenta la grasa del vientre y transfiere la grasa de otras partes del cuerpo a la barriga. Otras cosas que puede hacer para perder peso incluyen comer porciones más pequeñas e intercambiar alimentos ricos en calorías por alternativas más saludables y bajas en calorías.

Sudor de las libras

El ejercicio cardiovascular o aeróbico, como remar, andar en bicicleta, trotar o nadar, quema calorías que contribuyen a su déficit diario. Harvard Health Publications sugiere hacer al menos 30 minutos de cardio al día para adelgazar la barriga. Considera hacer un entrenamiento de intervalos de alta intensidad o HIIT. Los resultados del estudio publicados en el "Journal of Obesity" mostraron que este tipo de ejercicio es más efectivo para reducir la grasa abdominal. Por ejemplo, alterne entre una carrera de tres minutos y una carrera de velocidad de un minuto, o ande en bicicleta a un ritmo libre durante tres minutos, antes de salir y correr por un minuto.

Fortalezca sus grupos musculares grandes

Harvard Health Publications recomienda el entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana para reducir la grasa corporal, incluida la grasa abdominal. Además de fortalecer y tonificar su cuerpo, estimulará el tejido muscular, que, a diferencia de la grasa, consume muchas calorías para mantenerse. El músculo ocupa menos espacio, por lo que también perderá pulgadas. Para una óptima estimulación muscular y quema de calorías, apunte a sus músculos grandes: caderas, piernas, brazos, espalda, pecho, hombros y abdomen. Incluya ejercicios como estocadas, press de banca, filas dobladas, elevaciones laterales, sentadillas y press de hombros. Para sus abdominales, incluya ejercicios como tablas y reversa, bicicleta y abdominales básicos.

Reduce el estrés en tu vida

El estrés puede aumentar la grasa abdominal, ya que estimula la liberación de la hormona del estrés cortisol en su cuerpo. Esta hormona despierta los antojos difíciles de controlar para los alimentos que sabotean la dieta, y también reubica la grasa de otras áreas de su cuerpo a su vientre. Para evitar altos niveles de estrés, considere tomar clases de yoga, meditar y practicar la respiración profunda. Dormir más también puede hacerte más resistente al estrés. La National Sleep Foundation recomienda dormir de siete a nueve horas todas las noches.