Aptitud

¿Qué músculos isquiotibiales se usan para nadar?


Los isquiotibiales son fundamentales para tu poder de patear.

Visión digital / Visión digital / Getty Images

La natación es un ejercicio de cuerpo completo que utiliza los músculos de la parte superior e inferior del cuerpo. Al patear, la mayoría de los músculos de los muslos se activan, incluidos los de la espalda, conocidos como los isquiotibiales. Los tres músculos isquiotibiales, el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso, trabajan durante el arrastre frontal, la braza, la mariposa y la espalda.

Anatomía de la patada de arrastre

Al nadar el arrastre, o estilo libre, su patada tiene dos fases: propulsión y recuperación. La patada comienza cuando activas el flexor de la cadera y el cuádriceps en la parte delantera del muslo para la fase de propulsión. Durante la fase de recuperación, cuando la pierna se eleva hacia la superficie del agua, los músculos de los glúteos se contraen. Los tres músculos isquiotibiales también se contraen poco después para ayudar a los glúteos. Los isquiotibiales y los glúteos facilitan la extensión de la cadera, lo que le permite empujar hacia adelante a través del agua.

Otros golpes

Durante la mariposa, los isquiotibiales se activan exactamente de la misma manera que lo hacen durante el rastreo. La única diferencia es que ambas piernas funcionan al mismo tiempo, en lugar de ser independientes. En la braza, los tres isquiotibiales están activos, pero los cuádriceps y los aductores de la parte interna del muslo trabajan más duro debido a la acción de jalar y extender la patada. La patada de espalda es similar a la patada de arrastre, simplemente volteada. Cuando levantas la pierna durante la patada, los tres músculos isquiotibiales ayudan a los glúteos.

¿Qué pasa con la rehabilitación?

Si está nadando para descansar un isquiotibial lesionado, preste mucha atención a cómo se siente durante la patada. Aunque la natación es una actividad sin impacto, sus isquiotibiales todavía están activados. Si tiene una lesión en los isquiotibiales, pero no siente dolor durante la natación, puede ser un ejercicio correcto siempre que su médico lo autorice. Si siente dolor, use una boya de arrastre entre las piernas para descansar las piernas y los isquiotibiales, concentrándose en trabajar solo la parte superior del cuerpo y el torso.

Fuera del agua

Realizar ejercicios de fuerza y ​​flexibilidad en tierra firme es esencial para mantener los isquiotibiales sanos y fuertes, y una parte fundamental de su régimen general de entrenamiento. Los músculos fuertes no se fatigan tan rápido mientras nadas y los músculos estirados minimizan el potencial de lesiones. Las extensiones de cadera de una máquina de cable crean la acción de los isquiotibiales necesaria para apoyar el movimiento de patadas en la natación. Las curvas hacia adelante desde una posición sentada o de pie estiran los músculos isquiotibiales, preparándote para tu próximo baño.