Aptitud

Buen ejercicio para una cintura más delgada


Medir su cintura puede ayudarlo a seguir su progreso.

George Doyle / Stockbyte / Getty Images

Una sección media delgada y delgada se ve bien e indica buena salud, mientras que el exceso de grasa abdominal está relacionado con afecciones graves, como enfermedades cardiovasculares, hipertensión, accidente cerebrovascular y colesterol alto. No es posible enfocarse en un área específica para la pérdida de grasa, por lo que recortar la cintura requiere perder grasa de todo el cuerpo a través de la dieta y el ejercicio. Dado que la pérdida general de grasa incluye grasa abdominal, una cintura más delgada puede convertirse en su mejor accesorio.

Sudor de las libras

El ejercicio cardiovascular te hace sudar, aumenta tu ritmo cardíaco, quema calorías y promueve la pérdida de peso. El American Council on Exercise recomienda hacer aproximadamente una hora de cardio moderado la mayoría de los días, indicando que incorporar intervalos de alta intensidad en uno o dos días puede reducir efectivamente la grasa, incluida la grasa del vientre. Para hacer esto, acelere hasta un ritmo cardíaco vigoroso de un minuto, luego disminuya la velocidad a un ritmo moderado para una recuperación de dos minutos. Alternar las intensidades de 15 a 20 minutos. Cardio puede incluir trotar, andar en bicicleta, caminar enérgicamente o usar una máquina de remo o elíptica.

Estimular tejido muscular

Al preservar y aumentar el tejido muscular, puede reducir la grasa corporal, incluida la temida grasa abdominal. El tejido muscular es metabólicamente activo y usa más calorías que grasa incluso cuando está descansando. Más tejido muscular equivale a más calorías quemadas. ACE recomienda hacer dos o tres sesiones de entrenamiento de fuerza no consecutivas a la semana. Sugiere trabajar sus músculos grandes para una óptima estimulación muscular y quema de calorías. Incluya ejercicios, como flexiones, flexiones hacia abajo, filas dobladas, flexiones, estocadas, press de banca y sentadillas.

Fortalece tu núcleo

Si bien los ejercicios básicos no reducirán la grasa abdominal, pueden fortalecer y tonificar los músculos abdominales, aliviar el dolor lumbar y mejorar la postura y el rendimiento deportivo. Además de los abdominales tradicionales, los abdominales en bicicleta y los abdominales inversos, incluyen ejercicios como los tablones frontales y laterales durante los cuales mantiene su cuerpo tan recto como una tabla mientras mira hacia el suelo o hacia los lados. Durante estos ejercicios es esencial mantener la espalda recta y llevar el ombligo hacia la columna vertebral. Esto trabaja su abdomen transverso, un músculo abdominal profundo que se encarga de alinear y estabilizar adecuadamente su cuerpo, lo cual es beneficioso durante la mayoría de las actividades.

Por tu consideración

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan perder peso gradualmente a razón de 1 a 2 libras por semana. Esto requiere un déficit de 3,500 a 7,000 calorías. Además de quemar calorías a través del ejercicio, comer menos calorías puede contribuir a este déficit. Consumir porciones más pequeñas y limitar el azúcar, la sal y las grasas saturadas y trans pueden marcar la diferencia. Rellene con frutas nutritivas, verduras, granos integrales, lácteos bajos en grasa y proteínas magras. Además, antes de intentar perder peso, consulte a su médico para asegurarse de que su régimen de pérdida de peso planificado sea seguro para su condición física.