Aptitud

¿Cómo puede una mujer apretar el estómago y los muslos?


Lograr una panza y muslos apretados apuntando a músculos específicos.

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Si ha pasado demasiado tiempo sentado frente a su televisor o su escritorio, un estilo de vida sedentario a menudo puede provocar muslos y estómago flácidos. Una barriga plana y muslos tonificados son los objetivos de buena forma física de muchas mujeres que anhelan un cuerpo sano y una apariencia delgada. Para lograr este objetivo, implemente ejercicios de entrenamiento de fuerza que apunten específicamente a sus músculos abdominales y sus cuádriceps en su rutina de ejercicio semanal. Mantener un ejercicio cardiovascular regular junto con una dieta saludable ayudará a mantener los músculos centrales tensos y en forma.

Entrenamiento de fuerza para un estómago apretado

Su estómago está formado por sus músculos abdominales, incluido su recto abdominal, también conocido como paquete de seis, y sus oblicuos internos y externos, ubicados a sus lados. Los crujidos son quizás el ejercicio de entrenamiento de fuerza más común que se dirige a estos músculos. Para agregar variedad a su entrenamiento e incluir sus músculos abdominales superiores, inferiores y oblicuos, intente la contracción inversa llevando las piernas hacia el pecho mientras está acostado sobre su espalda, o la contracción de la bicicleta, que ayudará a trabajar sus oblicuos. Las flexiones laterales de pie también ayudan a tensar los músculos oblicuos. Implemente entrenamiento de fuerza para su estómago dos o tres veces por semana, permitiendo que sus músculos descansen y se recuperen después de las sesiones.

Entrenamiento de fuerza para muslos apretados

Los músculos de los muslos, o cuádriceps, se encuentran en la parte delantera de la parte superior de la pierna. Los ejercicios de entrenamiento de fuerza dirigidos a los muslos incluyen sentadillas y estocadas. Para trabajar en apretar el músculo interno del muslo, pruebe una máquina de abducción de cadera en el gimnasio. El plie es otro ejercicio que apunta a los muslos internos y no requiere equipo adicional. Párate con los pies separados al ancho de los hombros, apuntando ligeramente hacia afuera. Baje las caderas al piso hasta que las piernas alcancen un ángulo de 90 grados. Sostenga, luego empuje lentamente hacia arriba. Para un desafío adicional, sostenga pesas o una pelota medicinal, aumentando la resistencia para ayudarlo a alcanzar sus objetivos de forma más eficiente. Trabaja los músculos del muslo dos o tres veces por semana, permitiéndoles recuperarse entre sesiones.

Ejercicio cardiovascular

Además de su entrenamiento de fuerza específico, necesitará mantener un nivel básico de condición física para mantenerse en forma. El ejercicio cardiovascular regular es una excelente manera de mantenerse activo y seguir quemando calorías. El ejercicio cardiovascular o aeróbico trabaja su corazón y pulmones, así como los principales grupos musculares de su cuerpo. De acuerdo con MayoClinic.com, debe apuntar a 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada por semana. Correr, nadar y andar en bicicleta son excelentes formas de cardio que pueden ayudarlo a mantener el peso bajo para que sus músculos tonificados comiencen a mostrarse para lograr ese aspecto elegante y sexy.

Una dieta saludable

El ejercicio por sí solo no te ayuda a no subir de peso. Solo perderá la flacidez adicional alrededor del estómago y la parte superior de las piernas si está quemando más calorías de las que está ingiriendo. Además de su entrenamiento de fuerza y ​​su plan de ejercicios cardiovasculares, deberá controlar su dieta. Reduzca los refrigerios y bebidas azucaradas mientras come una dieta equilibrada que incluya granos, frutas, verduras, proteínas y productos lácteos. No se deje engañar por los planes de dieta de solución rápida. En cambio, obtenga la nutrición que su cuerpo necesita para respaldar su nuevo régimen de ejercicio.